jueves, 1 de octubre de 2015

Decàlogo para no trabajar gratis

DECÁLOGO PARA NO TRABAJAR GRATIS
1. Somos una profesión más, que cubre necesidades, crea productos y soluciona problemas, lo mismo que los abogados, los médicos, los fontaneros, los arquitectos, los ganaderos, los mecánicos, los panaderos, etc. ¿A ellos les insinúas que quieres que hagan su trabajo gratis?
2. Lo que nos diferencia de otras profesiones es que lo que hacemos es único: Somos autores. Nace de nuestra creatividad, pero también de la inversión que hacemos en formación y que nos completa como profesionales. A un director de cine lo admiras, a un escritor también, a un músico también, a un actor también… ¿Das por hecho o pretendes que regalen su trabajo?
3. Un creativo no trabaja por amor al arte. Aplica la creatividad, la imaginación y la innovación para crear soluciones nuevas a los problemas de siempre. Un inventor es un creativo, un arquitecto es un creativo, un ilustrador es un creativo, un astrofísico es un creativo, un director de cine es un creativo, un músico es un creativo… Edison, Ella Fitzgerald, Einstein, Gabriel García Márquez también fueron creativos, ¿Te lo habías planteado?
4. Las profesiones creativas no requieren solo de la creatividad sino de otro montón de habilidades y conocimientos para ser encauzada: software especializado, control de distintas herramientas y técnicas, conocimientos teóricos, marketing, community management, gestión y contabilidad, legalidad y derechos de autor, etc. Es como tener 10 profesiones en 1. ¿Te habías dado cuenta de que realizamos la misma cantidad de formación que cualquier otra profesión, como puede ser la tuya?
5. Haber descubierto y desarrollado la profesión que nos apasiona no es razón para querer cobrar menos o nada. Y tampoco significa que el trabajo no suponga un esfuerzo como en cualquier otra profesión. Cuando encuentras un médico, un informático, un chef, un maestro con vocación ¿Le pides que haga su trabajo gratis para ti?
6. Trabajar como freelance es muy duro, ya que no te ampara ninguna empresa que te da una nómina, que paga tu seguridad social, que te da una estabilidad mensual y posibilidades de ascender o una mayor visibilidad. Como autónomo estás solo en tu carrera y solo depende de ti el conseguir dinero y sobrevivir. Significa vivir en la incertidumbre. ¿Los clientes y consumidores valoran eso?
7. Los freelance siempre somos los incomprendidos en todos los ámbitos: el laboral, porque sólo dependemos de nosotros mismos y eso es peligroso; personal, porque requiere de una fortaleza mental y una motivación y dedicación enormes; familiar, porque nadie suele entender en qué consiste lo que hacemos y les cuesta apoyarnos; social, porque ni el estado ni el sistema nos facilita el trabajo. ¿Le pasa esto a la mayoría de los otros gremios?
8. En el caso de los creativos visuales, sufrimos una actitud muy incoherente por parte de nuestros clientes: Nos tratan como si realizáramos un trabajo secundario, algo que no es una primera necesidad, pero la realidad es que vivimos en un mundo más visual que nunca, donde la imagen habla por nosotros y nos representa, tanto a nivel individual y personal como a nivel empresarial y de marca. Por tanto, nuestro trabajo en este momento sí que es de vital importancia para el desarrollo de cualquier empresa grande o pequeña. ¿Los clientes son conscientes de esto?
9. Ser ignorante de los procesos de trabajo y de los derechos de los profesionales creativos no es excusa para exigir un trabajo a cambio de nada o de unas condiciones completamente indignas. Todos queremos vivir de lo que hacemos, nuestros clientes con su trabajo y nosotros con el nuestro. ¿Hay respeto?

10. NO queremos trabajar gratis, NO podemos trabajar gratis. NO trabajaremos para aquellos que no nos respetan como profesionales. y no hay que tener miedo a decir NO.

Fuente : Ilustrando Dudas

No hay comentarios:

Publicar un comentario